Lis Valle Menu #2

Aprendiendo a predicar con el cuentista de Hércules

Contar una historia juega un papel importante en la predicación. Las personas que predican comparten e interpretan historias de las Escrituras y de la vida cada vez que están en frente de una comunidad. Como cuentista, quien predica proclama las obras de Dios, prepara a la comunidad para recibir la buena noticia del Evangelio, e inspira a la comunidad a unirse a Dios en el ministerio que da vida.

Vi la nueva película de Hércules en la cual él tenía un equipo de trabajo. Uno de los miembros del equipo era su sobrino, que no era un guerrero, sino un narrador de historias. Aunque él estaba ansioso por unirse en la batalla, le faltaba la formación o habilidades para hacerlo, pero era muy talentoso en la narración de los logros del héroe. Hércules y otros miembros del equipo le recordaban periódicamente la importancia de su papel. La reputación de Hércules generada a partir de estas historias que anunciaban los logros del héroe, preparaban la comunidad para recibir al héroe, e inspiraban a la comunidad a unirse en la batalla.

El anunciar los logros de Hércules era extremadamente importante para reiterar su poder y para obtener nuevas contrataciones. Su reputación tenía el potencial de inspirar confianza en aquellos que necesitaban sus servicios y de infundir miedo en los que enfrentaría en la batalla.

El cuentista juega este potencial muy bien con el fin de preparar a la comunidad para la llegada de Hércules. Dependiendo de su audiencia, si eran aliados o enemigos, él elegía la historia adecuada con tal de inspirar confianza o infundir miedo. Hércules convenientemente entraba en la escena después del punto culminante de cada historia.

Inspirar confianza en algunas audiencias era un medio necesario para el fin del reclutamiento de soldados. El narrador usaba la reputación de Hércules y los logros del pasado para generar la confianza del pueblo en sus habilidades. Por ejemplo, les decía cómo el equipo que se usaría para la batalla era especial y los protegería. El narrador incluso demostraba las cualidades especiales del equipo de batalla y los soldados se tranquilizaban. Incluso en medio de una batalla el narrador usaba sus habilidades para animar a los soldados. Sus palabras edificantes hicieron una diferencia en su desempeño, ellos se convirtieron en mejores guerreros.

Yo no veo a Dios o a Jesús como un guerrero violento como lo es Hércules. Sin embargo, las personas luchan con muchas situaciones que sienten que la vida es una batalla. Contar historias es una gran herramienta en manos de los predicadores que están mejor situados para inspirar a la gente para tener éxito en la batalla de la vida. Este éxito viene como consecuencia del acompañamiento de Dios encarnado en Jesús.

Así como el cuentista de Hércules, las personas que predican pueden anunciar la buena noticia del evangelio compartiendo las historias que conocen. Muchas historias de las Escrituras y de la vida actual, que algunos llamarían testimonios, hablan acerca de los logros de Dios. Una y otra vez el amor de Dios vencerá trayendo vida y rescatando de las múltiples manifestaciones de la muerte. Contar las historias de las obras de Dios prepara una comunidad para recibir a Dios y experimentar de primera mano Su fuerza vivificante. Experimentar el amor de Dios de esa manera nos inspira a vivir nuestras vidas con el poder para afrontar cualquier reto y para tomar decisiones vivificantes y no dañinas. Prediquemos para proclamar los logros de Dios, para inspirar confianza en Dios, y para inspirar a las comunidades a amar como Dios lo hace.

, , , , , ,

2 Responses to Aprendiendo a predicar con el cuentista de Hércules

  1. nilsajgonzaqlez agosto 29, 2014 at 6:50 pm #

    Gracias por tu reflexion, Excelente. Adelante, pues tiene una gran habilidad para escribir y trasmitir.

    Dios te bendiga junto a tu fam.

    nilsajudith

  2. nilsajgonzalez agosto 29, 2014 at 6:53 pm #

    Gracias por tu reflexion. Excelente. Adelante

Designed by RKA ink.